Un agradecimiento público

Hace ya unos cuantos años que mis padres y yo dejamos de vivir bajo el mismo techo, imaginen (ó mejor no imaginen) a un joven viviendo solo por primera vez; escuela, trabajo, amigos y todas la libertades que se te abren de un solo golpe. Comenzaron a pasar los primeros días y así llegamos al primer par de semanas, como era de esperarse la ropa se empieza a acumular, los trastos comienzan a terminarse en la alacena. Si, lo irremediable: Hacer Limpieza


La foto es 100% ilustrativa, nada que ver con la realidad

En ese tiempo todavía como chavete descarriado andaba de playera, mezclilla y tenis todos los días, cuestión que cambió a camisa y corbata día a día.

Comenzamos a lavar trastos, sacudir, barrer, trapear, lavar baño, lavar ropa, planchar, etc, etc, etc… Todo un amo de casa. Después a trabajar de tiempo completo y a salir los fines de semana, así que cada vez estaba menos en la casa. Y la casa volvió a parecer albergue de guerra.

En ese tiempo una muchacha llamada “Elizabeth” ayudaba a mi abuelita a los quehaceres de su casa, ella alguna vez ya nos había ayudado en la casa, así que volví a llamarle para que me ayudara en las labores básicas del hogar. Primero era mantener la casa limpia, después pasó a mantener la casa en orden, más tarde comenzamos con la ropa y máximo cuando comencé a utilizar camisas y corbatas (confieso que era una friega eso de los cuellos alineados y los puños con almidón).

Pasados ya los primeros meses las prioridades estaban definidas en la casa, que era más urgente para esta semana y que para la que seguía. Así que hubo que darle los votos de confianza ya que yo me salía todo el día (y a veces toda la noche) a trabajar; pasamos a darle llave de la casa, ya que no era seguro que yo estuviera cuando ella llegaba.

Contras: La verdad no muchos: Una que otra copa rota, algún adorno que ya veía la luz de otro día, el jabón para cocina y para ropa duraba la mitad de tiempo, el suavitel se acababa rapidísimo (pero que rico olía la ropa) y claro, lo que iba a desayunar.

Pros: La casa en orden y limpia, la ropa lista semana a semana para lo que se necesitara. Jamás se perdió un solo peso, se extravió alguna cosa de valor ó desapareció algo de la casa. La tranquilidad y la confianza de dejar a alguien en tu casa y saber que nada va a pasar.

¿A que viene todo esto? Fácil, a que la semana pasada “Elizabeth” dejó de ayudarme en mantener la casa en orden, decente y habitable; es lógico, se presenta una mejor oportunidad y nadie tiene el derecho de evitar el crecimiento. Así que me enfrento nuevamente a mantener esta casa habitable y la ropa lista semana a semana. Volver a barrer, trapear, sacudir; la casa por dentro, el pátio; lavar, planchar y lo que es de tintorería a la tintorería. ¿Conseguir a otra persona? Lo veo un poco difícil en este momento, no hay nadie a quien le tenga la confianza de dejarle nuevamente abiertas las puertas de la casa…

Para el anecdotario. Alguna vez dije -El día que me case, la única condición en mi matrimonio va ha ser ella, ¿razón? ya conozco como es mantener una casa, creo que a mi esposa le agradaría mucho tener a alguien que nos ayude con las labores del hogar; aunque también mi señora me tendría mas ordenado jeje-

Así que este post es un agradecimiento a “Elizabeth” por los años dedicados a mantener la casa en condiciones humanas para ser habitada, y por soportar que cada 8 días estuviera peor que la semana anterior. Además de nunca haber creado la más mínima duda de la honestidad con la que desempeñas tu trabajo.

Monito de Porcelana : $250.00
Florero : $200.00
Plancha : $900.00 (Aún no se como se quemó)
Suavizante : $180.00 (A la quincena)
Copas de cristal : $250.00 c/u (No tengo idea del número de caidas)
Grabadora : $750.00 (Se mojó junto a las lavadoras)
Saber que la casa no estará vacía al regresar: No tiene precio

  1. Lindo post de agradecimiento y reconocimiento! La verdad es que el llevar una casa solo/sola es algo complicado. Nunca me ha tocado vivirlo personalmente, pero lo he visto con muchos amigos y amigas. Aunque pienso que el hecho de vivir solo, ayuda a que desarrolles varias cosas. Una experiencia única. Un gusto leerte.
    ¡Saludos!

  2. Como ama de casa de 100% y ademas mamá y trabajadora…entiendo a la perfección cada linea, y yo creo q Elizabeth estará mas que conmovida con todo esto…y ni modo niño.. a darle al doble trabajo jejeje

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s